Bajo arresto domiciliario por prescripción médica

Así es como he pasado los últimos días, en casa; mejor dicho en mi habitación.

Ya sabía yo que tanto rebozarme por tatamis mugrientos algún día tendría consecuencias en especial si agregas el factor de una media de 60 niños (en diferentes horas) diarios correteando por encima de dicho tatami, o por encima de mi (que siempre me toca hacer de malo final).

Bueno mañana toca enfundarse de nuevo el Judogi (llamado Kimono vulgarmente). Y ponerme al día con las cosas que no pude hacer la última semana.

Por otro lado ¿yo tenía un blog, verdad?

Hombre sí pero entre las hiperestresantes vacaciones y algún que otro incómodo papeleo me encontre en Madrid y SIN INTERNET, SOCORRO!!!

Pero ahora que está todo solucionado prometo actualizar mas amenudo que una vez al mes XD.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: